Nadie dijo que fuera fácil…

Estándar

La siguiente entrada es una ejercicio que hemos realizado en clase, como su propio nombre indica, para conocernos mejor, pensar en aquello de lo que ibamos a ser capaces y de lo que no, etc. Así, he estado un buen rato pensando sobre aquello que me preguntaba el ejercicio y lo vemos reflejado a continuación:

Conocerse a sí mismo.

Como ya hemos indicado, es importante que los orientadores en formación sean conscientes de sus propios pensamientos, sentimientos, reacciones y prejuicios. A continuación presentamos una lista de situaciones que podrían llevar a un cliente al despacho de un orientador. Léela e identifica aquellos problemas que:

–          Te hagan sentir incómodo.

–          Te parezcan difíciles.

–          Te parezcan muy difíciles.

Recuerda que no tienes que decir cómo orientarías a los clientes ante esos problemas. Tampoco tienes que pensar en posibles respuestas o soluciones para ellos.

  1. Una mujer de cuarenta y cinco años dice que le han pillado robando en una tienda. Ya había hecho eso en varias ocasiones pero se siente incapaz de dominarse. No me parece muy  complicado.
  2. Una madre joven dice que ha pegado algunas veces a su hijo de dos años porque llora mucho y no quiere comer. Me parece difícil.
  3. Un hombre de mediana edad no puede comprender por qué su mujer está tan dolida después de la aventura que tuvo últimamente. Para él no significó nada, pero ella no acaba de entenderlo. No me parece muy complicado.
  4. Un joven homosexual dice que se siente muy solo y que practica el sexo con cualquiera. Le da igual el tema del SIDA. Lo único que quiere es pasarlo bien. Me parece difícil.
  5. Una mujer dice que desea abortar porque no había planificado su actual embarazo. No me parece muy complicado.
  6. Una adolescente dice que consume drogas los fines de semana y ve esto como una forma de relajarse con sus amigos. Me parece difícil.
  7. Un señor mayor dice que en el pasado abusó sexualmente de su hija. Ella está recibiendo ahora tratamiento contra la depresión. Me parece muy difícil y me hace sentir incómoda.
  8. Una mujer dice que su marido ha estado bebiendo en exceso durante muchos años. A ella le gustaría dejarle, pero no se atreve a tomar la decisión. Me parece difícil.
  9. Una estudiante adolescente dice que ella y otras amigas se han estado metiendo con otra chica de clase. Según ella se lo merecía por “pija”. No me parece muy complicado.
  10. Un chico de veinticinco años padece depresión y ha pensado bastantes veces en suicidarse. Dice que su vida no tiene sentido. Me parece muy difícil.
  11. Un joven hace comentarios racistas sobre personas pertenecientes a grupos minoritarios. Me parece difícil.
  12. Un señor mayor dice que las mujeres se pasan la vida quejándose. Para él deberían quedarse en casa cuidando de su familia. Me parece muy difícil.
  13. Un hombre dice que ha maltratado a su familia. Me parece muy difícil.
  14.  Una mujer pretende convertir a todo el mundo a sus propias creencias religiosas. Está convencida de que esa es su misión en la vida. Neutro.
  15.  Un hombre detenido por conducir ebrio dice que lo único es que fue una mala suerte que lo sorprendieran. Me parece difícil.
  16.  Una mujer que trabaja en un empleo muy absorbente y estresante dice que tiene dificultades en encontrar tiempo de calidad para dedicárselo a sus hijos. Neutro.
  17.  Un hombre  que trabaja en un empleo muy absorbente y estresante dice que tiene dificultades en encontrar tiempo de calidad para dedicárselo a sus hijos. Neutro.
  18.  Una mujer joven dice que no ve nada malo en tener relaciones sexuales con sus compañeros de trabajo. Neutro.
  19.  Un hombre de mediana edad dice que todavía le acepta dinero a su anciana madre, aún cuando sabe de sobra que ella está tratando de comprar su cariño. Me parece difícil.

–          Elabora una lista con los temas que te resultaría difícil tratar con otras personas. Después, reflexiona: ¿Qué tienen en común estas situaciones?, ¿Por qué crees que te resultan difíciles? ¿Hay alguna que te resulte especialmente incómoda? ¿Por qué?

Los temas que me resultarían más difíciles de tratar con otras personas serían:

  •  Una madre joven dice que ha pegado algunas veces a su hijo de dos años porque llora mucho y no quiere comer. Me parece difícil.
  •  Un joven homosexual dice que se siente muy solo y que practica el sexo con cualquiera. Le da igual el tema del SIDA. Lo único que quiere es pasarlo bien. Me parece difícil.
  •   Un señor mayor dice que en el pasado abusó sexualmente de su hija. Ella está recibiendo ahora tratamiento contra la depresión. Me parece muy difícil y me hace sentir incómoda.
  • Una mujer dice que su marido ha estado bebiendo en exceso durante muchos años. A ella le gustaría dejarle, pero no se atreve a tomar la decisión. Me parece difícil.
  • Un chico de veinticinco años padece depresión y ha pensado bastantes veces en suicidarse. Dice que su vida no tiene sentido. Me parece muy difícil.
  • Un joven hace comentarios racistas sobre personas pertenecientes a grupos minoritarios. Me parece difícil.
  •  Un señor mayor dice que las mujeres se pasan la vida quejándose. Para él deberían quedarse en casa cuidando de su familia. Me parece muy difícil.
  •  Un hombre dice que ha maltratado a su familia. Me parece muy difícil.
  • Un hombre detenido por conducir ebrio dice que lo único es que fue una mala suerte que lo sorprendieran. Me parece difícil.
  •  Un hombre de mediana edad dice que todavía le acepta dinero a su anciana madre, aún cuando sabe de sobra que ella está tratando de comprar su cariño. Me parece difícil.

–          Lo que tienen en común estas situaciones es que se trata de temas familiares, o en ellos intervienen adolescentes y jóvenes y alguno trata temas sexuales o de género.

–          Me resultan tan difíciles porque creo que todavía en la actualidad los temas sexuales se ven como tema tabú, aunque se esté evolucionando en gran medida. Además se tratan de temas familiares, esto hace que también por nuestra forma de pensar o típicamente hablando digamos que son “cosas de casa para dentro”, es decir, me resulta complicado observar y valorar sobre temas tan íntimos como son los familiares, porque cada familia y cada persona de esa familia es un mundo.

También me resulta complicado los temas en cuanto al género porque quizás nos ponemos totalmente radicales en muchos de los casos, aunque luego en la realidad no sea tan radical como puede ser en nuestro pensamiento.

– La que me resulta realmente incómoda es la del caso de los abusos sexuales por parte de un padre a su hija.  Me hace sentir incómoda porque me cuesta concebir que un padre pueda realizar tal acto con su hija, aunque como vemos en miles de telediarios y noticias, es algo que ha pasado, que está pasando en la actualidad y que desgraciadamente seguirá pasando en un futuro.

Las razones para elegirlos:

  • A modo de reflexión…

Esta práctica me ha hecho pensar sobre todos los casos que realmente pueden llegar a nuestros oídos como psicopedagógos, por ello es importantísimo y fundamental que estemos abiertos a todo tipo de situaciones y sobretodo, tengamos la mente abierta fuera de todo prejuicio, ya que nuestra labor es intentar ayudar lo máximo posible a nuestro orientado. Finalmente me gustaría añadir que todos los temas a tratar serán mas o menos dificiles dependiendo de la parte que ponga la persona que acude a la consulta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s